La Guerra de Ucrania y sus responsables (I)

 

El estancamiento de la Guerra de Ucrania pone en grave riesgo no solo a los pueblos de Europa sino también a los pueblos de todos los continentes. Es, por tanto, más urgente que nunca parar la guerra y señalar a sus responsables. Forman parte de ese gigantesco entramado de corrupción, sustentado por el poderoso complejo militar-industrial de los USA y sus gobiernos satélites.

En lugar muy destacado se halla el Régimen de la Monarquía, con su monarca Felipe VI al frente, ferviente partidario de la OTAN.

El pasado 30 de noviembre el Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP) celebró su primera Asamblea General, en la que tuve el honor de participar.

Se desarrolló con intervenciones muy brillantes contra la Guerra y sus efectos, que estimo de extraordinaria importancia, por su defensa de las conquistas sociales en retroceso, y por su posición internacionalista, que coincide con el sentir mayoritario del colectivo de militares demócratas Anemoi, que me honro en representar.

Asamblea en la que he intentado exponer de forma muy sucinta -aunque dignamente, dada la escasez de tiempo disponible- la posición de nuestro colectivo, impulsada por sus miembros más activos.

Entre ellos cabe destacar, por su actitud democrática, los siguientes camaradas de lucha:

Floren Dimas, Oficial del Ejército del Aire (RTD), Presidente de la Asociación Civil Milicia y República (ACMYR).

Luis Gonzalo Segura, Escritor, Creador del programa Un café al frente, ex Oficial del Ejército, expulsado injustamente por denunciar la gigantesca corrupción existente.

Marco A. Santos, Presidente del Colectivo Republicano de Redondela, Cabo del Ejército expulsado por oponerse al manifiesto militar franquista, sanción anulada finalmente por el Tribunal Supremo.

Cristina Valdearcos, ex Artillera, valerosa luchadora feminista, víctima del machismo fascista que predomina en las Fuerzas Armadas y de la terrible inacción de la justicia española y europea.

Transcribo a continuación el breve saludo que, en nombre de mis compañeros del colectivo Anemoi, dirigí a los asistentes de la Asamblea General del CATP.

Buenas tardes, compañeras y compañeros,

Soy militar jubilado, antiguo miembro de la Unión Militar Democrática (UMD).

Fue una organización clandestina de militares demócratas, es decir republicanos y antifascistas.

Nos disolvimos en junio de 1977 tras las primeras elecciones del Régimen de la Monarquía.

Expreso nuestro apoyo al manifiesto del CATP contra la guerra, así como la necesidad de salida inmediata de la OTAN y el final de las bases militares USA en nuestro suelo. Sin ello estimo muy difícil, por no decir imposible, que se revierta la involución creciente en derechos políticos y sociales.

Muchas gracias por vuestra atención.

Salud y República.

Referencia:

Entrevista a Floren Dimas, oficial del Ejército del Aire (RTD), en la plataforma  “Un café al frente”, de Luis Gonzalo Segura.

 

Manuel Ruiz Robles es antiguo miembro de la Unión Militar Democrática