Parque Jurásico de uniforme

La noticia recogida por DiarioCrítico sobre “asociaciones” militares que amenazan a quienes por acción u omisión fracturen la unidad de España, adolece de un error entre el titular y el contenido. Dice “asociaciones” en el primero y, en el contenido, solamente hace referencia a la AME y a una nota hecha pública por estos integrantes del Parque Jurásico que, a mi juicio, representan muy poco o nada a los militares de hoy en día.

Pero la nota no tiene desperdicio, en cuanto a lo que supone toda una antología del disparate, incluso jurídico.

Dicen que los militares tienen la obligación de cumplir, de acuerdo con la Constitución, de defender la integridad territorial de España. Hay verdad en ello, pero se les olvida a estos ya entrañables dinosaurios, que nuestras Fuerzas Armadas, hoy día, tienen asumido que están a las órdenes del Gobierno y de Las Cortes, en su caso, para actuar. Pero todo esto es archisabido y da la sensación de que estos señores lanzan brindis al sol en un afán de protagonismo que, por otro lado, no va a ninguna parte.

Como he señalado antes, además, todos veteranos y algunos mucho, son una asociación con un determinado cariz de la que, bajo ningún concepto, puede nadie acreditar como representante de un sentir generalizado en las Fuerzas Armadas de hoy en día. Y menos que los actuales mandos, altos, medios o menores, estuvieran, ni de lejos, dispuestos a meterse en camisas de once varas, contra quienes “por acción u omisión” – ¡Ojo, Majestad!- pretendan fracturar la unidad nacional.

No deja de ser curioso que, quienes ahora invocan la Constitución como cosa sagrada, no hace tanto la llamaran “la prostitución” en las salas de bandera. Produce sonrisas, cuando no carcajadas. Produce también tristeza que haya quien pueda pensarlo o utilizar a estos venerables señores para un intento vano de asustar a los demás.