Proposición No de Ley sobre la retirada de la simbología fascista en las aeronaves de la Fuerza Aérea Española

TRANSCRIPCIÓN DEL DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

SESIÓN Nº 17, CELEBRADA EL MIERCOLES 21 DE FEBRERO DE 2018

************

PROPOSICIONES NO DE LEY:

— SOBRE LA RETIRADA DE LA SIMBOLOGÍA FASCISTA EN LAS AERONAVES DE LA FUERZA

AÉREA ESPAÑOLA. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO DE ESQUERRA REPUBLICANA: (Número de expediente 161/001477).

El señor PRESIDENTE: Empezamos el orden del día con la proposición no de ley sobre la retirada de la simbología fascista en las aeronaves de la Fuerza Aérea española, presentada por el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana. Para su defensa interviene el autor de la proposición no de ley, el señor Olòriz, por un tiempo máximo de diez minutos.

El señor OLÒRIZ SERRA: Gracias, señor presidente, por la magnanimidad en el tiempo que espero no me haga falta.

El señor PRESIDENTE: No es obligatorio consumirlos.

El señor OLÒRIZ SERRA: Sin duda. Y por la cantidad de diputados, tampoco es obligatorio escucharme. (Rumores).

Si vamos a la página web del Ejército del Aire encontraremos, al principio, el roquisqui, que es el símbolo que desde 1919 … (Rumores).

El señor PRESIDENTE: Un minuto. Les ruego que guarden silencio para que podamos oír al orador.

El señor OLÒRIZ SERRA: Como decía, si entramos en la página web del Ejército del Aire encontraremos el roquisqui, el símbolo nexo de unión de este Ejército desde 1919, con una explicación de su evolución a lo largo de este tiempo, y luego hallaremos una cruz negra llamada de San Andrés, sin ninguna explicación. A esto es a lo que me quería referir: por qué un símbolo, que no es originario del nacimiento del Ejército del Aire, se mantiene en la página web. Si buscamos explicaciones de cuándo aparece, encontraremos que en los primeros días de la Guerra Civil el Ejército sublevado, el Ejército fascista, decide, por orden del general Franco, cambiar su simbología y poner este aspa negra; aspa negra que también formará parte de la Legión Cóndor y de la Aviación Voluntaria italiana.

¿Cómo es posible que en 2018 nadie —al menos los responsables que toman las decisiones que afectan al Ejército del Aire— haya decidido quitar un símbolo que tiene su origen en la Guerra Civil, que es una decisión del dictador y que no se corresponde con ninguna tradición del Ejército del Aire? Si cogemos la revista Aeroplano. Especial Año 2011. 100 años de Aviación Militar Española, tenemos aeroplanos de la época de Alfonso XIII, el nacimiento de la aviación militar española y, obviamente, está la bandera legal de su tiempo, pero ningún otro símbolo. Si miramos los aeroplanos en la II República, lo mismo. En cambio, curiosamente, la Monarquía española constitucional de 1978 vuelve a muchos símbolos de la Monarquía anterior a la República española. Pero en este caso, no. No pasa lo mismo en la Armada ni en el Ejército de Tierra. ¿Cómo es posible que esta desmemoria no haya tenido un cambio oportuno?

El fascismo italiano fue un paréntesis en la historia del Ejército italiano, y no encontrarán ustedes ningún símbolo de esta época en el Ejército actual. En el Ejército del Aire alemán, la Bundeswehr —continúa llamándose Luftwaffe porque quiere decir Ejército del Aire—, tampoco encontrarán simbología alguna de la época nazi. Es para mí algo sorprendente que no hagamos desaparecer esta simbología en un Estado democrático. Pero llueve sobre mojado. La Transición no significó responsabilidades. Lo más grave es que tampoco significó reconciliación, porque si no hay asunción de responsabilidades no hay reconciliación. Lo que hay es desmemoria y la desmemoria lleva a que determinados símbolos se vuelvan a repetir y determinadas opiniones fascistas se consideren normales. Recuerden que la ministra compareció por una desgraciada orden que había salido en un cuartel del Ejército. En la comparecencia dijo que este tipo de hechos no se volverían a repetir. Si se continúan manteniendo determinados símbolos tiene lógica que esto se vuelva a producir. La historia del Ejército español democrático acaba en 1936 y se recupera en 1978, no hay continuidad.

En el año 1936 hay hechos que se desconocen, tales como que de los pilotos de combate que en aquellos momentos tiene el Ejército español, ciento sesenta se mantienen fieles a la República y solo noventa están entre los sublevados. Si buscamos en las efemérides del Ejército del Aire encontraremos a Jesús Salas Larrazábal, pero no hallaremos a otras personas con más méritos que fueron fusilados en los primeros días de la Guerra Civil. El Ejército del Aire actual debe tener presente a Virgilio Leret Ruiz, ingeniero e inventor, que fue fusilado en julio de 1936. Sepan que esta Guerra Civil fue también una guerra entre el Ejército republicano legítimo y unos sublevados que vencieron pero no convencieron. Si en los próximos años vamos a reforzar este espíritu democrático, tenemos que rectificar los errores, que esta cruz, llamada de San Andrés, desaparezca de la aviación militar española y que la bandera constitucional, como en otros países europeos, se reponga en el sitio que se merece.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Olòriz.

Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el señor Salvador.

El señor SALVADOR ARMENDÁRIZ: Muy brevemente, señor presidente.

En primer lugar, quiero agradecer el interés de Esquerra Republicana por los distintivos de la Fuerza Aérea Española. Pero sinceramente, más allá de las explicaciones que ha dado el proponente, el cambio de esos distintivos no es un asunto urgente ni prioritario. Más todavía cuando lo que se hace en la explicación de motivos es un cuestionamiento de la Transición española, como si al final lo que hoy se pide tuviera que ver con que en ese momento, que es un periodo histórico fantástico de nuestra historia, no se hubieran asumido responsabilidades o hubiera habido un ejercicio de desmemoria, es decir, como si todo girara en torno a cuestionar, una vez más, la Transición. No entendemos que sea urgente ni prioritario ni demandado por los propios afectados. Muchas veces hablamos del derecho a decidir, igual podríamos dejarles decidir a nuestros militares si quieren retirar esa simbología. No voy a entrar en ese asunto. Tampoco se hace un análisis del coste que pudiera suponer el cambio de esos distintivos. Ese pretendido cuestionamiento del esfuerzo histórico de nuestro país del mejor momento de nuestra historia reciente es lo que me lleva a no apoyar esta iniciativa.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Tiene la palabra el señor Guillaumes. (Pausa). Por el Grupo Parlamentario Ciudadanos, tiene la palabra el señor Díaz.

El señor DÍAZ GÓMEZ: Gracias, presidente.

Tras leer la propuesta de Esquerra para eliminar la Cruz de San Andrés como símbolo en el Ejército del Aire por ser un símbolo franquista, tengo que plantear dudas insuperables en algunos aspectos. La Cruz de San Andrés, en su variante de la Cruz de Borgoña, forma parte de los Ejércitos de España desde 1506 y vino de la mano de Felipe el Hermoso. En este cuadro (muestra un documento), obra de nuestro pintor de batallas, Augusto Ferrer Dalmau, que representa la batalla de Rocroi, acontecida en 1643, pueden ver cómo aparece ya la Cruz de San Andrés en su forma de la Cruz de Borgoña. Y Ferrer Dalmau cuida especialmente estos detalles históricos cuando realiza estas pinturas.

Hemos consultado con expertos en la materia quienes nos han manifestado que es muy improbable que el sujeto Francisco Franco Bahamonde pintase las banderas que portaban los tercios en la batalla de Rocroi; que es difícil biológicamente el hecho de que Francisco Franco participase de forma activa en dicha batalla, de modo que pudiera inspirar estas banderas, puesto que los cálculos de estos expertos concluyen que el dictador tendría que vivir 332 años. No obstante, y asumiendo que el grupo proponente es experto en Franco —lo traen aquí todos los días—, lo recuerdan de manera permanente y que el hermano del dictador fue diputado de Esquerra Republicana, no descartamos que Esquerra insinúe un viaje en el tiempo y hemos pedido un informe cruzado a autoridades en estas materias, como Marty McFly, Terminator y los científicos del Ministerio del Tiempo. La lógica de Esquerra podría llevarnos a condenar figuras como don Pelayo, Ataúlfo o Agustina de Aragón, sencillamente porque Franco los homenajeaba. Pero volviendo a la petición en concreto, con todo el respeto que les tengo como diputados que representan a los españoles, he leído atentamente los argumentos de su exposición de motivos y, sorprendido, constaté que al final de la misma afirman que la Cruz de San Andrés es un buen símbolo por sus características, para el camuflaje efectivo de los aviones del Ejército español, y a continuación piden que se suprima. Esto nos deja tres posibilidades: una, que sean ustedes un partido sorbedor soplador, que propone una cosa y pide otra; dos, que quieran facilitar el derribo de las aeronaves españolas o, tres, que hayan copiado su exposición de motivos en alguna parte, sin siquiera leerla, para percatarse de que recomienda lo contrario de lo que piden. Y, leyendo la exposición de motivos, he encontrado de dónde lo han sacado. (Muestra otro documento). Esta es la propuesta de Esquerra Republicana, de aquí a aquí.

Pues bien, esta primera parte la han copiado del libro de Rafael Ángel Permuy, coma a coma, no han cambiado ni una palabra. Y esta segunda parte, la han copiado de Wikipedia. Por eso su exposición de motivos dice lo contrario de lo que piden.

Señores de Esquerra Republicana, si quieren que les tomemos en serio hagan su trabajo y no un copia pega que ni han leído; vengan a los plenos, traigan temas importantes, no impresoras ni esposas.

Ayer prohibiendo marqueses, hoy queriendo borrar una insignia de 1506 y mientras tanto los catalanes sufriendo su huida de la realidad. Por favor, cambien de actitud. Por supuesto que votaremos en contra de esta iniciativa.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, tiene la palabra el señor Fernández Bello.

El señor FERNÁNDEZ BELLO: Muchas gracias, presidente.

Diputadas y diputados, Esquerra Republicana de Cataluña trae hoy a debate en la Comisión de Defensa una proposición no de ley con la que estamos absolutamente de acuerdo, aunque a algunos diputados les moleste… (Rumores). Veo que les molesta.

El señor PRESIDENTE: Señorías, está en el uso de la palabra el señor Fernández Bello, respetémosle.

El señor FERNÁNDEZ BELLO: Muchas gracias, presidente. (Continúan los rumores).

Me siguen interrumpiendo, presidente.

Nuestro Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea va a apoyar, como hubiéramos apoyado en su día una iniciativa semejante presentada en esta misma Cámara por Izquierda Unida hace una década.

En relación con el tema concreto que plantea esta iniciativa presente, quisiera realizar algunas consideraciones de carácter genérico, dirigidas a la necesidad de democratizar la simbología, las explicaciones museísticas de carácter franquista u otras cuestiones, que son conocidas y que perviven, valga la metáfora, como estafermos anormales, como signos y símbolos exteriores fuertes en ámbitos y en espacios que son responsabilidad del Ministerio de Defensa. Me explico.

Se trae a debate la necesidad de eliminar de los aparatos, de las aeronaves de la Fuerza Aérea española, una particular simbología ordenada por el general golpista Francisco Franco en agosto de 1936; está documentado. Como ha explicado el señor Olòriz, la denominada Cruz de San Andrés se pintó por primera vez en los aviones del Ejército del Aire español por orden directa del dictador Franco durante la guerra producto del golpe fascista por él mismo protagonizado. Francisco Franco ordenó pintar la conocida como Cruz de San Andrés sobre un fondo blanco para cubrir los colores de la enseña republicana en el timón de cola del plano de deriva de las aeronaves militares. Y la orden dada por el general Franco —cosas veremos que harán hablar a las piedras, como dijo el clásico— sigue vigente. El símbolo adoptado por el fascismo militar golpista sigue luciendo su realidad presente y su realidad latente, como bien explica respecto al uso de los símbolos la catedrática de Comunicación Política, María José Canel, en pleno periodo democrático, a estas alturas del siglo XXI en España y en Europa. Téngase en cuenta que la comunicación a través de los símbolos —estamos hablando de un símbolo—, como bien determina la profesora Canel, no es una comunicación vacía, es una comunicación real y directa, visual, una comunicación presente.

Resulta indignante y hasta esperpéntico que tengamos que realizar este tipo de solicitudes en pleno año 2018, superada con creces la Dictadura, ¿o es que no es así? Lo normal, en términos democráticos, es que una vez muerto el tirano se hubiese procedido a una revisión de toda la simbología presente en el estamento militar franquista para adaptarla a la democracia; no habrá sido por falta de tiempo, han pasado décadas. Y en el caso que nos ocupa la orden dada por el general de funesto recuerdo sigue siendo valedera, sigue estando vigente, y los demócratas … (Rumores).

El señor PRESIDENTE: Señorías, ruego que mantengan silencio para que puedan escuchar al orador.

El señor FERNÁNDEZ BELLO: Muchas gracias, presidente.

Como decía, los demócratas seguimos reivindicando cada día la memoria histórica o que se democraticen, por ejemplo, los museos militares que exhiben explicaciones filofranquistas que ensalzan directamente a Franco. Y seguimos pidiendo que el Pazo de Meirás, producto de un latrocinio realizado al pueblo gallego, sea devuelto al espacio público, de forma gratuita —no se puede comerciar con lo robado—, o que las esculturas del Mestre Mateo, también expoliadas por la familia Franco, retornen a su legítimo propietario que es el concello de Santiago de Compostela.

El debate de esta proposición no de ley, señorías, puede ser también —así lo deseo— una buena oportunidad para que se lleve a cabo, porque es necesaria, una reflexión profunda con relación a mucha de la simbología franquista que pervive en distintas áreas de defensa y que no deja de ser un oprobio, una deshonra y un deshonor para un verdadero espíritu democrático.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora Guinart.

La señora GUINART MORENO: Gracias, presidente.

La llamada Cruz de San Andrés representa, como su nombre indica, el martirio de un santo, de San Andrés Apóstol, quien según la tradición y según la Iglesia católica fue crucificado en Grecia en una cruz en forma de aspa. Una variante de la Cruz de San Andrés es la de Borgoña. Esta llegó a estas latitudes cuando el primogénito de María de Borgoña, Maximiliano de Habsburgo, Felipe el Hermoso, se casó con la hija de los Reyes Católicos, Juana I de Castilla. Felipe I de Castilla ostentaba la Cruz o Aspa de Borgoña en los uniformes y en las banderas de su séquito; fue así como este emblema pasó a ser el de España.

Como símbolo vexilológico fue el más usado en las banderas españolas hasta 1785 y aun con posterioridad en el siglo XIX en las guerras carlistas. Curiosamente, se usó en ambos bandos en esas guerras, ya que en la Primera Guerra Carlista la utilizaron las tropas isabelinas. En la actualidad, muchas banderas americanas incorporan versiones de este símbolo de la Cruz de San Andrés. Desde 1506, como se ve, la Cruz se ha incluido en escudos de armas y banderas de este país. El dictador Franco, fue, efectivamente uno de los que la adoptó aunque su uso es, como se comprueba, muy anterior a 1936. No obstante, el actual rey, Felipe VI, hizo desaparecer de su escudo y de su estandarte la Cruz de San Andrés o de Borgoña. Justamente por pura coherencia, siendo como es el Rey de España mando supremo de las Fuerzas Armadas, es por lo que entendemos que sería lógica la desaparición también de este símbolo en las aeronaves de la Fuerza Aérea española. Debemos considerar asimismo el hecho de que la Armada ya cambió la Cruz por el Escudo de la Aviación Naval, tal como se recoge en los dos últimos párrafos de la proposición no de ley, idénticos, por cierto, como se ha dicho, a la entrada de Wikipedia titulada Cruz de San Andrés. Así pues, votaremos a favor de esta proposición.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Mateu.

El señor MATEU ISTÚRIZ: Gracias, presidente.

Buenas tardes, señorías. Desde el momento en que se acredita que se fusilan de la Wikipedia unos párrafos para su exposición de motivos, es un tema absolutamente reprobable. Han sido un poco originales, porque han eliminado las escarapelas referentes al Ejército británico, al Ejército norteamericano y al australiano con sus propios símbolos, por ejemplo, el canguro en Australia. Hay que ser más serios y tener en cuenta que están representando a mucha gente de la soberanía popular.

Lo que se pretende aquí es un nuevo desdén a las Fuerzas Armadas españolas. ¿Por qué? Porque las Fuerzas Armadas españolas representan absolutamente lo que ustedes no quieren, que es la unidad de España, por mandato constitucional, artículo 8.3. Es otro maltrato —si me permiten la expresión— del Ejército español. Nadie ha pedido que se cuestione lo que ustedes están pidiendo en esta PNL; a nadie le interesa ahora mismo su petición. Les voy a recordar las palabras que pronunció el presidente del Gobierno en la última sesión de control cuando su compañero de filas, el señor Rufián, volvió otra vez a poner el retrovisor en vez de mirar hacia adelante. El señor Rajoy le dijo: Yo no quiero vivir mirando ochenta años atrás, quiero vivir en el Estado constitucional en el que usted y yo llevamos ya mucho tiempo viviendo; creo que esto es lo que nos sirve para obtener los beneficios para todos los españoles y ustedes ahora, con su afán independentista y de ruptura de la unidad de España, no están trabajando por la defensa de los intereses reales de sus ciudadanos. No hablan de educación, no hablan de sanidad, no hablan de infraestructuras, solo hablan de cosas de ochenta años para atrás, como están demostrando en la tarde de hoy.

El tema histórico es fundamental, y ha sido muy bien reflejado por diversos intervinientes. No voy a volver a retratar por qué, porque se produjo en el seno de la historia de Castilla y León, de mi territorio, cuna de la unidad de España. Fue en el Remesal, una finca en Burgos, donde los Reyes Católicos, que fueron los que lograron la unidad de España, recibieron al archiduque de Habsburgo, austríaco, cuyo patrón era san Andrés. Desde ese momento los soldados que eran paisanos, para no distinguirse del resto de la población se estamparon en sus humildes uniformes la Cruz de San Andrés o Aspa de Borgoña; aquí también hay una diatriba, que es Cruz de San Andrés o Aspa de Borgoña. Hay historiadores que dicen que su origen es puramente dinástico, no religioso, por lo cual respetemos la historia.

En el año 2006 hubo un intento de Izquierda Unida de calificarlo de símbolo fascista, planteamiento que fue rechazado. El diputado de CiU, señor Tremosa, en el año 2013, denunció ante la Comisión Europea la marcada connotación franquista. Según eso, habría que reprobar también la existencia del Ejército del Aire, como tal ejército, no como fuerza área, del 7 de octubre del año 1939. ¿Por qué no reprobamos su uniforme azul, que es el orgullo y la honra de todos los miembros de ese ejército? No señor, aquí no se puede venir a revertir y a cuestionar la historia de España. Hay que mirar hacia adelante y no trabajar siempre con el retrovisor, como hacen ustedes. El Partido Popular, como es un partido constructivo, un partido de futuro, un partido que quiere seguir trabajando por los intereses de los españoles en cuestiones que se solicitan —y nadie reclama su petición—, nos mostramos en desacuerdo con su proposición no de ley. Sean más rigurosos, no copien ni fusilen la exposición de motivos, como hemos señalado el diputado de Ciudadanos y yo; sean más rigurosos y presenten temas actuales, temas de futuro, temas que interesen a la gente y no
cuestionen símbolos del Ejército español con los que está muy orgulloso. Por otra parte, las Reales Ordenanzas Militares obligan también a la custodia de los símbolos que nadie tiene por qué cuestionar.

Señor presidente, acabo manifestando el absoluto rechazo del Grupo Popular a esta proposición no de ley del Grupo de Esquerra Republicana.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Antes de pasar al siguiente punto del orden del día, les comunico que las votaciones no serán antes de las siete de la tarde

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies