Apoyo sin fisuras a Teresa

Yo he sido militar de tropa durante veinte años, ahora soy Reservista de Especial Disponibilidad (RED) desde hace más de un año. Cuando estaba en activo tenía el mismo rango militar que la compañera Teresa Franco, que hoy ha salido en varios medios de comunicación porque la quieren echar del ejército. El motivo que aducen para expulsarla es que ha suspendido los tres últimos IPEC.  ¿Y qué es un IPEC? Pues bien, un IPEC es una evaluación que te hace tu jefe anual o bianualmente. Un jefe que la compañera tiene denunciado por acoso. Creo que no hay que explicar más. No hace falta. No hay que ser muy listo para entender lo que pasa. Los lumbreras de los jefes han pensado que echando a la compañera se solucionan sus problemas con la justicia; me imagino al capitán pensando: muerto el perro se acabó la rabia.

Pero, ¿cómo se echa a un militar con compromiso de larga duración? A base de arrestos es un medio, pero claro, ahí se haría evidente el acoso por el que está denunciado el jefe (que seguro lo habrán intentado). Otra manera es pérdida de actitudes psicofísicas, pero eso hay que demostrarlo y claro, sin existir esa pérdida de aptitudes… Y llegamos al método que han elegido, un expediente por insuficiencia de sus facultades profesionales, que se tiene que iniciar si suspendes tres IPEC.

Yo del caso conozco lo que ha salido por la prensa, pero de ahí podemos sacar una conclusión: que pese a la denuncia por acoso, el denunciado seguía siendo su jefe y por lo tanto el denunciado ha evaluado a la denunciante. Se entienden así las notas que ha tenido la compañera.

El IPEC es una evaluación muy importante, lo condiciona casi todo a nivel de promoción y es tremendamente subjetivo, para tener una buena nota importa más el cómo le caigas al jefe que  tus aptitudes como militar. Por eso se convierte muchas veces en un elemento domesticador, ya que si le caes mal al jefe te puede arruinar todas tus aspiraciones (como posiblemente le habrá pasado a Teresa).

Estas cosas no se saben porque el régimen disciplinario es una mordaza muy eficaz, evita que hablemos con libertad. Pero, queridos, yo ya no soy militar, soy RED, así que puedo contar todas estas cosas sin miedo al régimen disciplinario y las voy a contar. Compañera, me pongo a tu disposición para lo que necesites, lo que sea. Yo he sido de los primeros RED, vamos a ser muchos más, miles. ¿Os imagináis que todos contemos la mierda que hemos visto y vivido en el ejército? Pues igual algún miedo empezarían a tener.

Las opiniones vertidas en los artículos, no son necesariamente compartidas por el FMD, son opiniones personales del autor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies