Guerra de Vietnam. 50 aniversario de la ‘Ofensiva del Tet’ (31/01/1968 – 31/01/2018)

El día 31 de enero de 2018 se cumple el 50 aniversario de la ofensiva del TET, en la que fue la mayor operación desarrollada por el Ejército Popular de Vietnam del Norte (EPVN), apoyadas por Unidades del  Frente Nacional de Liberación del Vietnam (FNL) popularmente conocidas como “Viet Cong”  contra el  Ejército de Vietnam del Sur, apoyado por Estados Unidos.

Aunque la ofensiva terminó con la derrota de las Fuerzas de Vietnam del Norte, y de las guerrillas del “Viet Cong” , supuso un  cambio de rumbo de la Guerra, ya que el Gobierno de los Estados Unidos, se empezó a dar cuenta de la imposibilidad de imponer por las armas su doctrina en esa zona del sudeste asiático y poco apoco fue implicándose menos en operaciones terrestres, aumentándose las aéreas (constantes bombardeos a Hanoi y a la Ruta Ho Chi Minh) empleando todo tipos de bombas (NAPALM, fósforo, fumigación con Agente Naranja), todas ellas prohibidas a día de hoy por la Convección de Ginebra y la Haya y de infaustas consecuencias para la salud de la población civil que hoy todos conocemos.

FUERZAS ENFRENTADAS:

Fuerzas  y efectivos de Estados Unidos:

79 batallones del Ejército de Tierra, 23 batallones de Infantería de Marina, 3.100 helicópteros.

 

Ejército de la República de Vietnam del Sur

Una División Aerotransportada.

Dos Brigadas de Infantería de Marina (de tres Batallones cada una)

Las Divisiones de Infantería (1ª, 2ª, 5ª, 7ª, 9ª, 18ª,21ª,22ª,23ª,25ª)

Varios batallones Ranger.

Fuerzas Regionales (151.376 milicianos)

Fuerzas Populares (148.789 milicianos)

Grupos de Defensa Civiles Irregulares (42.000 milicianos)

 

Fuerzas Aliadas con la República de Vietnam del Sur

AUSTRALIA

1ª Fuerza Operativa Australiana (tres batallones, unos 6.000 hombres)

THAILANDIA

Regimiento de Voluntarios del Ejército Real de Tailandia (Queen´s Cobras) unos 2.400 hombres.

COREA DEL SUR

División de Infantería de Corea del Sur (Tigre).

División de Caballería de Corea del Sur (9ª Div. Caballo Blanco)

Brigada de Infantería de Marina de Corea del Sur (2ª Brigada)

En total 48.000 efectivos de Corea del Sur.

Total de Fuerzas que movilizadas a favor de La República de Vietnam del Sur a 31 de enero de 1968: 1.298.000 hombres

A la que habría que añadir una Unidad Medica Expedicionaria Española (enviada por el Régimen de Franco e ignorada durante muchos años).

 

Fuerzas del Ejército de la República Popular de Vietnam del Norte (EPVN) y del Viet Cong (FNL).

Siete Divisiones del Ejército de la República Popular de Vietnam del Norte (EPVN) 50.000 efectivos.

Unidades Regulares de combate,  y guerrillas  del Viet Cong (FNL) 60.000 efectivos.

Fuerzas Paramilitares (proporcionaban apoyo logístico, exploradores y guías) se calcula que en la víspera de la ofensiva, estaban presentes unos 400.000 combatientes paramilitares.

Añadir que como asesores del Estado Mayor Norvietnamita se encontraban varios antiguos Republicanos Españoles que lucharon junto a los franceses en Bien Dien Fu y que al rendirse  el Ejército Francés y dada su condición de comunistas se integraron en el Ejercito popular de Vietnam del Norte , llegando alguno a adquirir el grado de Coronel (Se hace referencia a ellos en el libro “Morir bajo dos Banderas de Alejando Gallo, Editorial Rey Lear – 2012).

 

Fechas previas a la ofensiva.

Si miramos hacia atrás, parece que los oficiales de inteligencia norteamericanos habían tenido en sus manos toda la información de lo que estaba apunto de acontecer, pero no supieron interpretar todas las señales que hacían evidente el inicio de una ofensiva, por parte del EPVN y del FNL. Ya el 29 de octubre de 1967, el 273 Regimiento del Viet Cong atacó un pequeño distrito de la capital y, en contra de su practica habitual, intentó conservarlo. Los oficiales de inteligencia norteamericanos no alcanzaban a comprender la razón por la que el enemigo se arriesgaba a unas perdidas seguras y cuantiosas por un objetivo insignificante. Posteriormente, se dieron cuenta de que el enemigo estaba ensayando tácticas de asalto urbano.

Hubo otros indicios reveladores: cantidad de ataques intermitentes en la provincia de  Ding Tuong donde, históricamente, el Viet Cong ensayaba nuevas tácticas. En diciembre de 1967 oficiales norteamericanos de alta graduación comenzaron a creer que el enemigo intentaría una importante ofensiva en un futuro próximo.

El Jefe de Estado Mayor Aliado, General Eale Wheeler , preveía la posibilidad de un ataque de las Fuerzas del Norte, tras el estudio de los documentos capturados a las fuerzas enemigas. Estos describían claramente un cambio de estrategia de las fuerzas lideradas por el General Giap, de “realizar un intenso esfuerzo en todo el país, tal vez un esfuerzo máximo”. El 5 de enero, la embajada de Estados Unidos en Saigón dio a conocer los documentos capturados el 19 de noviembre de 1967, que incluían la siguiente orden para el ocupar las tierras bajas. Deberán ponerse en marcha para conquistar la capital Saigón”.

Pese a todos los síntomas de un más que posible ataque masivo de las Fuerzas de Vietnam del Norte, apoyadas por el Viet Cong, los survietnamitas se preparaban para celebrar su Año Nuevo Lunar. El momento cumbre de la celebración llegaría el en la noche del 30 de enero, poco a poco, a medida que las fuerzas de asalto del Viet Cong desde la seguridad de sus casas hacia las posiciones de ataque, los ruidos del combate reemplazaron a los del festival.

 

COMIENZA LA OFENSIVA:

EL TET EN SAIGÓN (Ciudad Ho Chi Minh)

La ofensiva comenzó con el envío de 35 Batallones contra seis blancos prioritarios de Vietnam del Sur en el área de su capital Saigón :

  • El Cuartel General del Estado Mayor Conjunto Survietnamita (JGS)
  • El Palacio de la Independencia (Sede del Presidente Thieu)
  • La Embajada Norteamericana.
  • La Base Aérea de Tan Son Nhut.
  • El Cuartel General de la Marina Vietnamita.
  • La Estación de la Radio Nacional.

Once Batallones formados por unos 4.000 efectivos (la mayoría mujeres y hombres de la capital) asaltaron el centro urbano de la ciudad.

El Batatallón de Zapadores C-10 Saigón, formado por 250 mujeres y hombres, encabezó los ataques, cuya misión era mantener los objetivos hasta que llegasen los refuerzos adicionales, de las fuerzas locales para reforzarlos.

Hombres disfrazados de policías antidisturbios survietnamitas, se acercan a las 03:00 am. Hacia el exterior de la Radio Gubernamental dirigiéndose a quienes custodiaban el edificio y de forma enérgica un oficial dijo que habían llegado los refuerzos, a lo que el guardia respondió, que no había recibido notificación alguna, a lo que el oficial respondió disparándole.

Con anterioridad agentes del Viet Cong habían adquirido en las proximidades de la, Estación de Radio una casa, en la que habian hecho acopio de armas y municiones, con vistas a realizar futuras operaciones por la zona.

Las fuerzas atacantes irrumpieron en la estación, mientras una ametralladora les proporcionaba fuego de cobertura, desde las proximidades de un edificio de apartamentos, terminando con la mayoría de la Unidad de Paracaidistas que la defendía y que en su mayoría se encontraban durmiendo. Un especialista de radio norvietnamita acompañaba  a la oleada de asaltantes de la estación, con la misión de emitir una cinta previamente grabada del Presidente de Vietnam del Norte Ho Chi Minh, anunciando la liberación de Saigón y la señal para el comienzo de una insurrección general en todo Vietnam del Sur, pero la previsión de un Teniente Coronel del Ejército de Vietnam del Sur, abortó la emisión, al ordenar cortar el suministro eléctrico. Los atacantes mantuvieron su objetivo durante 6 horas, pero sin conseguir emitir por las ondas el mensaje del Presidente Ho Chi Minh.

Los 34 zapadores del Viet Cong asignados al Palacio de la Independencia emplearon las mismas tácticas, tipo comando, que se emplearían contra la Embajada de los Estados Unidos. A las 01:30 a.m., un cohete del tipo B-40, explosionó en la entrada de personal. Los zapadores  se abalanzaron hacia el objetivo. Sin embargo, el palacio era uno de los puntos mejor defendidos en todo Vietnam del Sur. Rechazados, éstos se replegaron a un edificio próximo, manteniéndose durante dos días en una inútil resistencia, muriendo 32 de ellos en esta operación.

Respecto al Cuartel General de la Armada, el alto mando de las fuerzas atacantes, ideó un ambicioso plan con la intención de capturar tanto el Cuartel General como los barcos de las cercanías, con el fin de utilizarlos para trasladar combatientes desde las áreas rurales hasta Saigón, para poder incorporarse al levantamiento general. Doce zapadores abrieron un agujero en el muro de seguridad, pero solo pudieron hacer una breve incursión.

Igual que en los objetivos anteriores en el resto de Vietnam del Sur, las órdenes eran las mismas mantener los objetivos hasta que llegasen unos refuerzos, que en muchos de los casos no existían.

El ataque contra el recinto del JGS comenzó a las 02.00 a.m., en el momento en que los zapadores iniciaron su ataque, que fue rechazado por las fuerzas defensoras del recinto. El Viet Cong tenía la intención de que la unidad de la fuerza local, el 2º Batallón (Go Mon), simultanease el ataque, pero este se retrasó y no estuvieron en posición hasta las 07:00 a.m. aunque de forma asombrosa consiguieron entrar dentro del recinto, cometiendo el mismo error que en la Embajada Norteamericana. En lugar de aprovecharse de su éxito, se atrincheraron y esperaron refuerzos creyendo que habían cumplido su misión, cuando se apoderaron  de un edificio identificado claramente como “Cuartel General”, cuando este solo era uno mas del complejo, pero no el mas importante-

La falta de iniciativa permitió que, hacia el mediodía, un helicóptero norteamericano desembarcase al presidente Thieu en el recinto, utilizando este edificio de la comandancia como Cuartel General de emergencia.  Finalmente las unidades de marines y aerotransportadas del Ejército de Vietnam del Sur desalojaron al Batallón de Go Mon del recinto del JGS. Las fuerzas atacantes estuvieron muy cerca de conseguir un éxito impresionante.

A mediados de diciembre el alto mando estadounidense había traspasado el mando de la defensa interior de Saigón a las Fuerzas Armadas de Vietnam del Sur. Por lo que solo 1000 efectivos del 716 Batallón de la Policía Militar del Ejército Norteamericano, protegían las mas de 130 instalaciones de los EE.UU. de la zona más importante de Saigón. A pesar de la alerta, sólo 1/3 de los hombres estaban en sus puestos cuando atacó el Viet Cong.

Poco después de la primera alerta, el Comandante del Batallón 716 ponía e marcha el “PLAN DESASTRE”. Concebido para emergencias, tales como disturbios o bombardeos aislados. Los jeeps y vehículos descubiertos, se afanaban por atender a las docenas de emergencias. Hacia el alba el Viet Cong había realizado importantes incursiones en las zonas Sur y Oeste de Saigón y controlaba grandes áreas del suburbio de Cholon.

 

La Caballería al rescate

A unos 24 km. al norte de Saigón, se encontraban las instalaciones de mando y logísticas de Long Binh. Esta zona de apoyo era demasiado importante como para ser dejada de lado por parte de las Fuerzas de Vietnam del Norte y del Viet Cong. A las 03.00 a.m., una intensa barrera de fuego de cohetes y de morteros azotaba la zona. El veterano 275 Regimiento del Viet Cong asaltó el perímetro de Long Binh, mientras que un Batallón local del Viet Cong lanzaba un ataque de distracción contra los Bunkers situados al Este. Zapadores del Viet Cong se infiltraban en el depósito de municiones al norte de Long Binh. Simultáneamente, el 274 Regimiento del Viet Cong atacaba  Bien Hoa. Aunque bien coordinados y valerosamente reiterados, fracasaron debido a la gran movilidad y potencia de fuego norteamenricanas.

En las bases al nordeste de Saigón, la red de radio del 1/5 de Caballería de la 9ª División de Infantería, se activó a las 06:00 a.m. del 31 de enero. El escuadrón supo que importantes fuerzas enemigas estaban atacando las ciudades de Tan Son Nhut, Bien Hoa , Long Binh y el propio Saigón. Los Oficiales prestaron atención especial a las noticias de Long Binh, donde, la noche anterior, había sido enviado un Batallón mecanizado de la División. Al escuchar las radios tácticas, el escuadrón adivinó que pronto se le necesitaría. Una hora después, llegó la orden al Escuadrón A para que se pusiera en movimiento. La tropa se abrió paso en Bien Hoa,  a la vez que lanzaba una cortina de fuego con sus Vehículos de Asalto Acorazados de Caballería (ACAV). El avance se produjo a través de una multitud, advirtiendo los soldados, que la “muchedumbre” eran en realidad varias compañías de soldados enemigos. Estos se dieron cuenta simultáneamente que se enfrentaban a blindados norteamericanos. Las primeras descargas del Viet Cong inutilizaron dos ACAV, entrando varios mas en el interior de la plaza, obligando al Viet Cong a buscar refugio, rescatando a los tripulantes de los vehículos inutilizados, siguiendo en su avance hacia la Base Aérea. La Compañía se componia ahora de un carro de combate y dos ACAV.

El Jefe de Escuadrón dirigió a este desde un helicóptero que volaba sobre ellos, dirigiéndoles por un laberinto de estrechas callejuelas. En las proximidades de la base aérea localizó una compañía de soldados enemigos, pertenecientes al 274 Regimiento del Viet Cong, que se encontraban apostados a lo largo de la  Carretera Principal 1. Su advertencia salvó a la columna, que haciendo uso de su movilidad, abandonó la carretera y tomó una ruta paralela. Las ametralladoras de los ACAV atacaron a la retaguardia del enemigo, al que pilló desprevenido y pudieron llegar finalmente a la citada Base Aérea.

La presencia de la Caballería en Bien Hoa decidió el estrecho margen entre victoria y derrota. Unidos al 2º Batallón/506 de Infantería, rechazaron todos los asaltos. De los doce ACAV que comenzaron la misión seis seguían en funcionamiento a la caída de la noche. El escuadrón había sufrido grandes bajas, pero los supervivientes, sentían la satisfacción de que después de meses de ser objeto de emboscadas sin haber conseguido devolver los golpes, habían encontrado, finalmente, un enemigo frente a ellos que les había infligido grandes pérdidas.

 

El hipódromo de Phu Tho

A pesar del factor sorpresa y del éxito inicial de muchos de los primeros asaltos, los acontecimientos en el lado del Ejército de Vietnam del Norte y del Viet Cong no se estaban desarrollando según lo planeado. No se produjo un alzamiento general y contaban en Saigón con menor apoyo de la población civil de lo esperado. Con el fin de preservar el secreto, las unidades del Viet Cong que atacaron la capital de Vietnam del Sur tenían escaso conocimiento del cuadro global. La mayoría habían sido informadas de que iban a tomar parte en parte en un ataque de dimensiones no especificadas. Esta reserva impedía cualquier coordinación entre unidades. Por consiguiente aunque alcanzaron numerosos éxitos iniciales estas fuerzas tuvieron que valerse por si mismas para hacer frente al contraataque aliado.

Rechazados o arrojados de sus objetivos principales, las fuerzas atacantes se fragmentaron en pequeñas unidades y buscaron refugio en edificios repartidos por todo Saigón. En especial las fuerzas del Viet Cong se aferraron a la zona que ocupaba el hipódromo de Phu Tho. El 6ª Batallón del Viet Cong hablan  tomado el hipódromo durante el primer asalto. Estratégicamente esta zona de operaciones era el cruce de varias carreteras importantes y, además, la posesión de este terreno abierto impedía a los aliados ocupar una potencial zona para el aterrizaje de sus helicópteros que podrían llevar refuerzos, amén de proporcionar un punto de reunión fácilmente reconocible para los miembros del Viet Cong, procedentes del medio rural, poco familiarizados con Saigón.

Hasta el 7 de marzo (cinco semanas después del primer ataque) no pudieron los Rangers del ejército de Vietnam del Sur con el apoyo de las fuerzas aliadas, limpiar finalmente toda La ciudad de Saigón.

 

LA OFENSIVA DEL TET EN TODO VIETNAM DEL SUR.

Sorpresa en Da Nang.

Mientras en las batallas de Saigón y Hue monopolizaban la mayor atención del Estado Mayor Aliado y de la prensa occidental, en todo Vietnam del Sur, tenían lugar feroces combates con el Viet Cong, apoyados por fuerzas de Vietnam del Norte. En estas zonas, el Ejército de Vietnam del Sur y los milicianos afines llevaron todo el peso en la defensa del terreno.

La primera oleada de ase alto utilizó a las Unidades locales del Viet Cong, a los Zapadores y a los agentes infiltrados en la zona. Cada ataque implicaba  también un asalto contra la Estación de Radio local. Al igual que en Saigón, los atacantes llevaban cintas grabadas, para ser emitidas, en la confianza de provocar un levantamiento popular.

En Da Nang una Compañía reforzada del Viet Cong, consiguió introducirse durante un corto periodo de tiempo en los Cuarteles del I Cuerpo de Ejército Survietnamita en las afueras de la ciudad que finalmente fue rechazado, por las tropas que defendían estas unidades.

 

Batalla en el Delta del río Mekong.

La Fuerza Ribereña Móvil (MRF), era un cuerpo especial norteamericano, equivalente a una Brigada, equipado para las singulares condiciones del combate en el delta del río Mekong.

Las Fuerzas del Norte y del Viet Cong asaltaron trece de las dieciséis ciudades de la provincia. La ferocidad de los ataques fue tal que en poco tiempo los aliados identificaron a todos los batallones inscritos en su orden de batalla, excepto  a uno de ellos. Resumiendo que los atacantes estaban concentrando en esa zona a todas sus fuerzas. Aparentemente, los atacantes planeaban retener el territorio. La MRF, guarnecía posiciones dispersas por todas las rutas acuáticas , en un esfuerzo por interceptar las líneas de abastecimiento del Viet Cong. Las unidades de la MRF tuvieron que concentrarse apresuradamente en diversos asentamientos urbanos antes de efectuar contraataques contra las incursiones del Viet Cong.

La primera ciudad atacada fue My Tho, al sur de Saigón. Tres Batallones del Viet Cong, precedidos por una Compañía de Zapadores, habían entrado en la ciudad, mientras otro Batallón permanecía en las afueras. Dos batallones del MRF se apresuraron a acudir en apoyo de la 7ª División del Ejército de Vietnam del Sur.

El General Wetsmoreland haciéndose eco de la opinión popular norteamericana que infravaloraba la lucha del ejército de Vietnam del Sur, dijo posteriormente: “La MRF salvó al Delta. Sin embargo, aquí y en el resto del país, el éxito táctico de las fuerzas aliadas no conseguía esconder la amarga verdad de que el Viet Cong, había demostrado a la población civil  del Delta, que a pesar del apoyo norteamericano podían atacar donde y cuando quisieran.

Un Capitán de la MRF comprendió muy bién las consecuencias de la OFENSIVA DEL TET EN EL DELTA y que se podía extrapolar a toda la Guerra del Vietnam: “Después del Tet, todo este país cambió realmente.” Refiriéndose a una ciudad mortalmente dañada en el combate, continuó: “El Viet Cong prácticamente destruyó el lugar y creó que los norteamericanos fuimos mas o menos inculpados por ello. Tuvimos que evacuar la ciudad y cuando regresamos…..hubo bastantes vietnamitas que puede decirse que nos miraban despectivamente por haberles dejado solos.” En apoyo al análisis de este capitán estaba la experiencia de la ciudad ribereña de Ben Tree, en el delta Mekong, que albergaba cerca de 35.000 civiles. Un Regimiento reforzado del Viet Cong de unos 2500 hombres , atacó y obtuvo sustanciosas y fiemes posiciones dentro de la ciudad. Con el fin de desalojar al Viet Cong , los aliados tuvieron que recurrir a la artillería y al apoyo de la aviación , lo que causó unos daños considerables en la ciudad con el consiguiente elevado número de bajas civiles y produjo una de las citas más memorables de la guerra. Al explicar lo ocurrido a un periodista, un Comandante norteamericano dijo: “FUE NECESARIO DESTRUIR LA CIUDAD PARA SALVARLA”. La prensa norteamericana reprodujo estas palabras hasta la saciedad, utilizándolas para ejemplificar la aparente futilidad del esfuerzo bélico.

 

Las Tierras de las Montañas Centrales

En las doce provincias centrales tuvieron lugar también fieros combates. Ataques por tierra, de gran envergadura, golpearon siete capitales de provincia y tres objetivos más. En Qui Nhon los defensores descubrieron el plan de asalto, tras arrestar a once agentes del Viet Cong. Pero era tal la confusión entre las unidades survietnamitas en la fecha del Tet, que los zapadores del Viet Cong asaltaron exactamente con arreglo al plan descubierto y mas aun se apoderaron de sus objetivos.

Una batalla típica de las Montañosas Tierras del Centro fue la de Ban Me Thuot. En este lugar, la 23 División el Ejército de Vietnam del Sur, se había apoderado de documentos que trazaban un plan para atacar la ciudad el 20 de enero. El Jefe de la División, Coronel Dao Quang An, canceló todos los permisos por la fiesta del Tet a todas sus Unidades. Puso patrullas en un radio de unos diez kilómetros, en torno a la ciudad y estas patrullas hicieron caer en emboscadas a miembros del 33 Regimiento de Vietnam del Norte, cuando estaban tomando posiciones. Con todo el combate se desarrolló ferozmente durante tres días y medio, causando enormes pérdidas a los soldados el Ejército de Vietnam del Sur. El Coronel An, decidió entonces que tenía que emplear artillería y ataques aéreos, aún a costa de la consiguiente devastación civil. A pesar de todo, la batalla continuó durante otros nueve días completos, cambiando el centro de la ciudad hasta cuatro veces de manos, antes de que la 23 División del Ejército de Vietnam del Sur recuperase el control.

A pesar de los duros combates  en numerosos puntos, las unidades aliadas recuperaron el control  de la mayoría de las ciudades en el plazo de una semana. El 7 de febrero, carros de combate del Ejército de Vietnam del Norte encabezaron un asalto que desbordó al campamento de las fuerzas Especiales de Lang Vei, cerca de  Khe Sanh. El alto mando norteamericano se preguntaba si este era el comienzo del tan esperado sobre Khe Sanh. Tal vez fuese solo un ataque de distracción contra un objetivo convenientemente desguarnecido, por que el alto mando del de las Fuerzas de Vietnam del Norte prefirió renunciar a explotar este éxito. Del 17 al 18 de febrero, provocaron una breve conmoción al realizar asaltos con artillería contra instalaciones aliadas en todo el país. Pero , en comparación con las operaciones iniciales, estos incidentes fueron ataques de poca importancia y de escaso riesgo. Después de la primera semana, sólo se estaba combatiendo de forma continuada en Saigon y Hue.

 

LA SANGRIENTA BATALLA EN LA CIUDAD IMPERIAL DE HUE

La Ciudad Imperial de Hue era y sigue siendo el lugar mas venerado de Vietnam. Los muros de piedra de su ciudadela interior habían sido construidos con ayuda de los franceses, a comienzos del siglo XIX, habiendo servido de modelo la Ciudad Prohibida de Pekín. Era un lugar lleno de jardines, fosos e intrincados edificios de piedra. Sobre la ciudadela se alzaba el asta de bandera más alta de Vietnam del Sur.

La guerra todavía no había tocado Hue, a pesar de ser mas que un blanco simbólico. Una via férrea y un puente elevado cruzaban el río Perfume y proseguían hacia el Norte. Representaban las principales rutas terrestres de aprovisionamiento para el creciente numero de tropas aliadas situadas a lo largo de la Zona Desmilitarizada (DMZ). Hue servía tambiénde punto de descarga de suministros desde la ciudad de Da Nang.

Los atacantes poseían información muy detallada sobre Hue. Habían dividido la margen derecha en cuatro áreas tácticas y señalando casi todas las instalaciones civiles y militares. Los oficiales de inteligencia del Viet Cong habían preparado una lista de 196 objetivos y enumerando los civiles que deberían ser capturados.

El 30 de enero, un operador de radio del Ejército Estadounidense captó, de forma fortuita, una serie de comunicaciones enemigas disponiendo un ataque contra Hue esa misma noche. El operador envió este mensaje siguiendo el protocolo, a través de los canales pertinentes. Los defensores de Hue no lo recibieron a tiempo, Fue otro de los muchos fallos que se le atribuyen al servicio de inteligencia , en relación con la Ofensiva del Tet.

Dentro de la ciudad, el General de Brigada Ngo Luang Truong, Jefe  de la 1ª División del Ejército de Vietnam del Sur había recibido la llamada de alerta de Westmoreland solicitando la cancelación del alto el fuego. Truong reunió a sus hombres dentro del recinto de su Cuartel General (CG) y les mantuvo en alerta. Pero a pesar de todo dieron permiso a la mitad de la guarnición. Además dado el historial de Hue de ciudad “abierta” , el General no creía que las tropas de Vietnam del Norte y del Viet Cong les atacaran. Colocó a sus batallones en posición defensiva alejados de la zona urbana. Aquí también hubo un fallo en la preparación.

Cuando llegó el ataque, la única guarnición regular se componía toda de voluntarios de la Compañía de Reconocimiento Hoc Bao (Panteras Negras), de la 1ª División del Ejército de Vietnam del Sur. Protegían el CG de Troung en el vértice norte de la Ciudadela. Las tropas de apoyo estaban repartidas por el resto de la ciudad. Al otro lado del rió había una instalaciónde la Comandancia para la ayuda Militar a Vietnam del Sur (MACV) que albergaba a los asesores y personal norteamericanos y australianos. Estos dos puntos fuertes iban a convertirse en baluartes de resistencia, cuando los Batallones de Zapadores 12 del Viet Cong y el de la Ciudad de Hue, dos Regimientos de Infantería de Vietnam del Norte y un batallón de cohetes inundaron la ciudad.

Las fuerzas de Vietnam del Norte y del Viet Cong cronometraron mal su primer asalto el recinto del MACV. En lugar de pasar a la acción inmediatamente después de los cohetes, esperaron unos cinco minutos. Esto dio a los defensores el tiempo justo para colocar hombres y armamento en las posiciones defensivas. Su fuego detuvo la primera acometida de alrededor de unos 40 soldados pertenecientes al 4ª Regimiento de Infantería de Vietnam del Norte, que trataban de aproximarse a los muros para colocar las cargas

En todo el perímetro de este recinto y al otro lado del río, los Regimientos 4ª y 6ª del Ejército de Vietnam del Norte y sus camaradas del Vient Cong controlaban la mayor parte de la ciudad y vinculaban libremente por las calles. Mientras las fuerzas de combate comenzaban a fortificar las posiciones con morteros y ametralladoras, las de operaciones especiales empezaron a acorralar a los individuos incluidos en sus numerosas listas. En lo mas alto del asta de la Ciudadela ondeaba una enorme bandera roja-azul-oro del Viet Cong. A los atacantes les llevó solo dos horas capturar Hue, la segunda ciudad mas importante del país.

Fuerzas de socorro:

A diez kilómetros al sur de la ciudad, se encontraba la Base de Phu Bai, del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, donde el 2º Jefe de la 1ª División, el General de Brigada Foster Lahue, examinaba los mensajes que le informaban de la actividad enemiga en toda la zona de su competencia. Entre la confusión reinante, parece ser que La Hue no alcanzó a interpretar la escala y la naturaleza crítica de los acontecimientos en Hue. Pero como respuesta a las órdenes recibidas, envió refuerzos. Dos secciones y media, pertenecientes a la Compañía “A” 1/1 de los marines al mando del Capitán Gordon Batcheller, ignorando que allí les esperaba una división completa de soldados enemigos.

Afortunadamente para los marines, se les unieron en ruta cuatro carros Patton M-48. Cuando la pequeña columna se acercaba a los arrabales de Hue, los tiradores del Viet Cong abrieron fuego hiriendo a varios  marines. El convoy atravesó el cerco de fuego, cruzó un puente sobre el canal y se aproximó a un grupo de edificios, el Capitán ordenó a sus hombres saltar de los camiones y subir a los carros de combate y montando en el carro de cabeza ordené avanzar. La respuesta fue una granizada de fuego de AK-47 Kalasnikov y lanzacohetes RPG. Uno de los RPG alcanzó el carro de cabeza hiriendo a Batcheller, que alcanzó a ver como la tropas de infantería de Vietnam del Norte ametrallaban a su Unidad desde los tejados y edificios adyacentes. La Compañía Alfa necesitaba ayuda.

El Teniente Coronel Marcus Gravel recibió la orden de conducir otra Compañía, la Golf 2/5, directamente tras los pasos de la Compañía Alfa y tratar de socorrerles. Aunque las tropas del Ejército de Vietnam del Norte les haría caer en emboscadas, con triste regularidad, a la mayoría de los convoyes, este grupo consiguió llegar a Hue sin incidentes, pudiendo reunirse con los supervivientes de la Compañía Alfa, liderados ahora por el Sargento de Pelotón Alfredo González. El avance prosiguió hasta las instalaciones de MACV. Uno de los defensores recordaba después ”no me cabe duda de que muchos de nosotros no viviríamos hoy de no haber llegado aquellos marines”.

Una vez alcanzado el objetivo, llegaron los helicópteros para llevarse a numerosos heridos. Gravel ordenó una retirada no autorizada. De sus 150 hombre, 50 estaban muertos o heridos. Esa noche Gravel  bramaba contra las insensatas órdenes que habían llevado a sus hombres a la muerte. Lo único de agradecer es que el Ejército de Vietnam del Norte había cometido el fallo de no haber aguardado un poco mas de tiempo antes de abrir fuego, lo que habría sorprendido irremediablemente a la Compañía Golf dentro del laberinto de callejas junto a la Ciudadela, habían demostrado su inexperiencia disparando demasiado pronto.

La afortunada defensa del MACV en el lado Sur y del CG de la 1ª División del Ejército de Vietnam del Sur en la zona Norte de Hue, desbarataron los planes del Estado Mayor de las Fuerzas de Vietnam de Norte. Los helicópteros podían y así lo hicieron, desembarcar refuerzos en esos dos puntos.

Combate casa por casa:

En la ciudad, la difícil lucha casa por casa frustraba a los jefes aliados. No obstante, la adversa climatología y las especiales reglas de compromiso empleadas en Hue significaron que los marines procedieron sin su habitual fuego de apoyo. Afortunadamente, los grandes carros Patton y los cañones sin retroceso de 106 mm., proporcionaban un armamento preciso de fuego directo, capaz de reducir a un reducto de francotiradores o un nido de ametralladoras.

La dificultad de los primeros asaltos contra la Ciudadela no tenía parangón en la historia del Cuerpo de Infantería de Marina. Los carros de combate apenas podían maniobrar en las estrechas callejuelas próximas a sus elevados muros y torres. El uso a gran escala del gas debilitante CS era una ayuda, pero el avance de todo un día  frecuentemente no superaba los 180 metros. Los marines pagaron con su sangre la mayor parte de estos logros. Durante la semana del 13 al 20 de febrero, cuatro Compañías sufrieron 47 muertos, 240 heridos graves y otros 60 heridos que continuaron combatiendo. Las bajas eran tan elevadas que los marines enviaron directamente procedentes de sus campos de entrenamiento de sus campos de instrucción de los Estados Unidos pero estos hombres desesperadamente ineptos para el complejo combate urbano, morían con excesiva frecuencia. El 16 de febrero, especialistas en guerra electrónica descifraron un mensaje del Comandante de las Tropas de Vietnam del Norte. Hablaba de cuantiosas bajas, incluyendo al Oficial más antiguo y solicitaba permiso para iniciar la retirada. El Cuartel General del Ejército de Vietnam del Norte de seguir resistiendo y combatir.

Hacia el 21 de febrero, los aliados podían ver el final. El 1ª de Caballería había logrado cortar las líneas de abastecimiento enemigas dentro de Hue. Al día siguiente los Marines y las fuerzas de Vietnam del Sur realizan el asalto final. Los Panteras Negras cargaron contra el Palacio Imperial disparando mientras avanzaban, llevando algunos escalas para trepar por los muros. La resistencia de las Topas de Vietnam del Norte y del Viet Cong se desmoronó, iniciando el repliegue hacia sus bases de origen. La Ofensiva del Tet había terminado.

 

BIBLIOGRAFIA BÁSICA:

Dans les maquis “Vietcong”

Autora:Madeleine Riffaud

Editorial: Ren Julliard, París.(1965)

 

Tet Offentive 1968

Autor: James R. Arniold

Editorial Osprey (Reed International Books Ltd.). (1991)

 

Desperta Ferro (contemporánea) Nº 6. (2014)

Las opiniones vertidas en los artículos, no son necesariamente compartidas por el FMD, son opiniones personales del autor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies